¿CÓMO INICIAR LOS TRÁMITES DE UNA SEPARACIÓN O DIVORCIO?

Trámites proceso divorcio bilbao

Abogados para separaciones y divorcios Bilbao

 

Para nosotr@s que vivimos entre Juzgados y procedimientos, puede parecer una pregunta sencilla, pero las personas no suelen tener “por costumbre” separarse o divorciarse varias veces a lo largo de la vida y, por lo tanto, no saben qué organizar o qué hacer cuando se ven en la tesitura de tener que iniciar un proceso de separación o divorcio.

¿Por dónde hay que empezar?

Parece obvio, pero la primera decisión que hay que tomar es decidir qué abogado o abogada queremos que nos asista a lo largo de nuestro proceso de separación o de divorcio.

Normálmente (como en otros aspectos de la vida), sino se ha tenido contacto previo con un Despacho de abogados (aunque sea por problemas complétamente distintos: un despido, una multa, una herencia,…) se suele recurrir a la recomendación de familiares, amigos o compañeros de trabajo.

Es importante escoger a un abogado que transmita confianza y con el que exista una buena sintonía personal. Pensemos, por ejemplo, en que cuando vamos al dentista también lo elegimos porque, aparte de buen profesional, nos “cae” bien…

Además, debemos asegurarnos de que el letrado o letrada que hemos escogido entiende nuestro problema y ha empatizado con nuestra “causa”. En caso contrario, acabaremos viendo como abogado y cliente reman hacia orillas muy distintas…

A partir de ahí, tendremos que empezar a recopilar información sobre aspectos personales (certificación de matrimonio, certificaciones de nacimiento de los hijos comunes, certificación de empadronamiento,…) y sobre aspectos patrimoniales (consultar al Registro de la Propiedad, pedir un extracto bancario de cuentas y depósitos,…), en orden a que nuestro abogad@ cuente con documentación específica sobre nuestro caso concreto y pueda darnos los primeros consejos legales.

Tomar las primeras decisiones… aunque te lleve tiempo…

Disponiendo ya de asistencia letrada, tenemos que empezar a tratar las cuestiones concretas sobre las que va a versar nuestro proceso de separación o de divorcio, pero antes debemos plantearnos la toma de una serie de decisiones:

¿Quiero separarme o divorciarme?

¿Estoy dispuesto a llegar a un acuerdo que evite el proceso judicial?

Son aspectos que debemos valorar y reflexionar desde un principio, puesto que si dichos conceptos y pautas no están claras, el abogado no podrá plantear una estrategia jurídico-procesal eficaz.

Organizar las cuestiones esenciales de nuestra separación o divorcio… 

Teniendo claro lo anterior, a continuación, debemos preguntar a nuestro abogado o abogada todas las dudas que tengamos sobre los elementos eseciales de nuestro proceso matrimonial y, así, poder decidir respecto de los mismos:

¿A quién puede atribuirse la custodia de los hijos menores?

¿Qué régimen de visitas es el más favorable para los menores y para el resto de miembros del núcleo familiar?

¿Qué puede pasar con la vivienda familiar?

¿Es posible que se atribuya una pensión compensatoria a alguno de los cónyuges?

¿Qué pensión de alimentos puede llegar a fijarse?

¿Y a partir de ese momento?

Una vez que ya hemos resulto todas nuestras dudas y tengamos claro cómo se va a plantear nuestro proceso matrimonial, si éste va a resultar finálmente contencioso (ante la imposibilidad de acuerdo entre las partes) debemos prepararnos mentálmente, puesto que será un procedimiento judicial largo y de importante desgaste emocional.

Y ello porque, por ejemplo, tendremos que enfrentarnos a la “valoración” de un Equipo Psicosocial Judicial y pasar por una o dos vistas en el Juzgado (si es que hemos solicitado Medidas Previas o Provisionales) y porque, a lo largo del proceso, se pondrán al descubierto cuestiones muy personales que, hasta ese momento, formaban parte de nuestra esfera privada.

Iuris Bilbao Abogados

Si necesitáis información y orientación, no dudéis en consultar con los abogados expertos en Derecho de Familia de nuestro Despacho de Bilbao: divorcios y separaciones, custodia compartida, pensiones de alimentos, régimen de visitas de hijos menores de edad y todas las cuestiones relacionadas con los procesos matrimoniales.