¿QUÉ SE PUEDE PACTAR EN UN CONVENIO DE SEPARACIÓN O DIVORCIO?

Separaciones y Divorcios

Separaciones y Divorcios…

 

Cuando llegan a nuestro Despacho de abogados de Bilbao, parejas (matrimonios o parejas de hecho) en situación de crisis matrimonial queriendo poner fin a su relación sentimental, suele surgir una pregunta muy interesante y de gran calado práctico:

¿Qué se puede pactar en un Convenio Regulador de Separación o Divorcio?

Un Convenio Regulador es el contrato, firmado de mutuo acuerdo entre las partes, en el que se regulan las consecuencias económicas y personales de la separación o del divorcio.

Dicho contrato, sino es ratificado judicialmente, se considera un acuerdo privado entre las partes con plena validez y efectos jurídicos y si se somete a ratificación y aprobación judicial, pasa a integrarse en una Sentencia de Separación o Divorcio, con efectos frente a terceros y con la posibilidad de ser ejecutado inmediatamente en caso de incumplimiento por cualquiera de las partes.

Con respecto a su contenido, en principio, puede pactarse cualquier tipo de cláusula, siempre que no contravenga la ley o el orden público y siempre que, en el caso de existir hijos menores, se respeten unos ‘derechos’ mínimos.

Así, puede pactarse (sobre su cuantía o duración) o renunciarse a una pensión compensatoria; puede fijarse cualquier cuantía en concepto de pensión de alimentos (respetando unas cantidades mínimas ‘lógicas’, salvo supuestos excepcionales); puede acordarse la custodia y el régimen de visitas de hijos menores; y pueden establecerse los acuerdos sobre la adjudicación y liquidación de la sociedad conyugal.

Además, pueden incluirse otras previsiones más pormenorizadas, como el establecimiento de plazos de revisión de dichos pactos, u otras, cada vez más habituales, sobre las ‘normas de uso’ de la vivienda familiar (para el caso de que uno de los ex-cónyuges permanezca en el domicilio al cuidado de hijos menores o mayores dependientes económicamente), como por ejemplo, impedir la residencia en la misma a futuras parejas sentimentales.

Se trata de cláusulas que deben responder a las circunstancias individuales de cada situación de ruptura familiar y, por lo tanto, deben partir, por parte del abogado encargado del asunto, de un conocimiento muy exhaustivo de los intereses y deseos de ambas partes.

Por ello, los abogados expertos en separaciones y divorcios de nuestro Despacho de abogados de Bilbao, tratan cada asunto de un modo confidencial y personalizando, manteniendo entrevistas conjuntas con ambos cónyuges (todas las que resulten necesarias), hasta lograr redactar un Convenio Regulador que perdure en el tiempo y que regule, de un modo honesto y consistente, las relaciones personales y patrimoniales de esa pareja que desea poner fin a su unión.

Si estáis pensando en divorciaros o en separaros, no dudéis en consultarnos. Os orientaremos desde el primer minuto.

Iuris Bilbao Abogados