LOS DIVORCIOS Y LA FUNCIÓN DEL EQUIPO PSICOSOCIAL

Los procesos de separación y divorcio

Divorcios y pruebas periciales

 

Los informes psicosociales son pruebas periciales que, en virtud de lo dispuesto en el artículo 92.9 del Código Civil, se solicitan en casi todos los procesos de separación o divorcio en los que existen hijos menores de edad.

Txosten psikosozialak aditu bidezko frogak dira. Horiek askotan eskatzen dira banantze edota dibortzio prozesu gehien-gehienetan, baldin eta tartean adingabeak badaude, Kode Zibilaren 92.9. artikuluarekin bat.

¿En qué consiste esta prueba?

Se trata de una serie de entrevistas semi-estructuradas y del resultado de una serie de test practicados a los progenitores que, en teoría, permiten al miembro del equipo psicosocial encargado del asunto, adscrito a los Juzgados, comprender cómo se ha desarrollado la dinámica familiar hasta el momento de la ruptura (cuál de los progenitores ha desarrollado las tareas de crianza, de cuidado, de educación,… respecto de los hijos menores de edad) y opinar sobre qué progenitor/es está más capacitado para ejercer la custodia y qué régimen de visitas podría ser el más adecuado.

Zertan datza froga hori?

Aldez aurretik egituratutako elkarrizketa multzoa da, non gurasoei test galdera batzuk egiten zaien. Emaitza horiek ondo bai ondo aztertuko ditu epaitegietara atxikitutako talde psikosozialeko kideak; hain zuzen ere, gaia ebazteko arduradunak. Horren bitartez, erabat jakingo du zein modutan gauzatu den familiako dinamika, harik eta haustura gertatu arte; gurasoetako zeinek bete dituen hezitzeko eta zaintzeko betebeharrak adingabeei dagokienez. Horrez gain, ederki asko adieraziko du bere iritziz zein aita-ama den trebatuena zaintza aurrera eramateko, baita zein bisita erregimena izan daitekeen egokiena.

¿Qué “carencias” tiene?

La fundamental es el poco tiempo del que disponen los profesionales de este servicio para llevar a cabo estas pruebas.

Se cita a los progenitores únicamente a lo largo de una mañana y en las apenas 3 o 4 horas, en las que se desarrollan todas las entrevistas y se pasan todos los cuestionarios, resulta casi imposible conocer una problemática familiar mínimamente compleja.

Además, en muchas ocasiones, los psicólogos tienen que ausentarse de las entrevistas, porque deben acudir a las vistas que se están desarrollando en relación a otros casos que han peritado y eso dificulta enormemente el seguimiento de las conversaciones y la observación.

Por otro lado, se trata de entrevistas que no son grabadas y cuyo contenido, por lo tanto, no puede ser contrastado posteriormente. Cuestión que, en algunos casos, dificulta la posibilidad de contradecir la opinión del psicólogo autor del informe, aunque la misma se haya basado en informaciones inciertas.

Zein gabezia daude?

Arazo nagusia da zerbitzu horren profesionalek oso denbora eskasa dutela froga horiek egiteko.

Izan ere, gurasoei hitzordua ematen zaie goiz batean joateko, eta hiruzpalau orduren buruan egiten dira elkarrizketa eta galdeketa guzti-guztiak; ondorioz, ia-ia ezinezkoa da familia bateko problematika gutxienez ezagutzea, betiere hori zaila denean.

Gainera, alde batetik, psikologoek sarritan alde egin behar izaten dute elkarrizketetatik; izan ere, aztertutako beste hainbat kasuren bistetara jo behar izaten dute, eta horrek gogotik oztopatzen du elkarrizketak eta behaketak jarraitzea.

 Bestetik, elkarrizketak ez dira grabatzen; beraz, horien edukia ezin da geroago egiaztatu. Horrek batzuetan eragozten du psikologo txostengilearen iritzia ezeztatzea, nahiz eta hori gezurrezko informazioetan oinarritu.

Los procesos de divorcio o de ruptura de parejas de hecho son complejos y requieren de un seguimiento continuo y personalizado.

En nuestro Despacho de Bilbao somos especialistas en divorcios, custodias y pensiones. Si necesitáis orientación, estamos a vuestra disposición.

Iuris Bilbao Abogados