¿QUÉ ES LA NULIDAD MATRIMONIAL?

Nulidad Matrimonial

Nulidad Matrimonial

 

A diario nos surgen en el Despacho consultas relativas a las diferencias entre Divorcio y Nulidad Matrimonial.

Por ello, y porque la figura de la nulidad eclesiástica es muy concreta y requiere de conocimientos muy específicos, os recomendamos que leais el siguiente “post”, como resumen práctico de lo que debes saber si quieres solicitar la nulidad de tu matrimonio.

La declaración de nulidad es la manifestación auténtica, hecha por el Tribunal Eclesiástico competente, de que un determinado matrimonio fue nulo desde su celebración, debido a algún impedimento o incapacidad de los contrayentes, a un defecto en el consentimiento de los mismos o a la falta de forma canónica.

Cuando se solicita una nulidad matrimonial, lo esencial es saber si lo que ha provocado la ruptura matrimonial tiene un origen previo a la celebración de la boda, porque, en caso contrario, no habría nulidad y se trataría de un lamentable y doloroso fracaso matrimonial.

Todo la información necesaria para solicitar y tramitar la nulidad de un matrimonio, debe solicitarse al Tribunal Eclesiástico competente, en el que se indicarán (de forma personalizada) los requisitos y pasos para iniciar una causa de nulidad.

El tiempo de duración del proceso y los costes del mismo, dependerán de cada procedimiento.

Una cuestión muy importante y muy poco conocida es que, concedida la nulidad matrimonial por el Tribunal Eclesiástico, éste puede imponer un “VETITUM” al esposo, a la esposa o a ambos.

El “vetitum” no es otra cosa que la prohibición para contraer nuevo matrimonio canónico SIN permiso del ordinario del lugar.

Así, cuando a una persona casada canónicamente, se le ha declarado nulo su matrimonio pero se le ha establecido dicha “prohibición”, si desea contraer nuevo  matrimonio, debe solicitar préviamente a la Curia el levantamiento de este “vetitum”.

En la tramitación de dicha solicitud de levantamiento del “vetitum”, se comprobará que la causa o causas que dieron lugar a la nulidad de su anterior matrimonio no persisten y que, por lo tanto, no pueden afectar al nuevo matrimonio, autorizarándosele para poder contraerlo.

Si necesitáis más información al respecto, podéis consultar con nuestro DEPARTAMENTO DE DERECHO DE FAMILIA.

Iuris Bilbao Abogados