REFORMA DEL CÓDIGO PENAL: ADIÓS A LAS FALTAS…

El fin de las faltas en el Código Penal….

 

El día 1 de julio de 2015 entrará en vigor la Reforma del actual Código Penal.

Y para quienes somos abogados penalistas va a resultar imprescindible ponernos al día y ser conscientes de que son muchas (y bastante importantes) las modificaciones que se avecinan.

Por ello, hemos decidido ir estudiando el tema con tod@s vosotros y contaros cuáles son las principales novedades que van a producirse en dicho ámbito.

En este caso, empezaremos por la reforma de la Parte General del Código Penal y, en concreto, por la derogación del Libro III del Código Penal, es decir, comenzaremos con la desaparición de las Faltas.

 La desaparición de las Faltas

El objetivo de la Reforma en este asunto parece estar claro: Que sólo se castiguen penalmente los comportamientos más “graves”.

Es decir, sacar de los Juzgados los asuntos ‘banales’ o de escasas entidad, siguiendo con el principio de intervención mínima del Derecho penal.

Algunas acciones que hasta ahora estaban tipificadas como faltas, directamente desaparecerán (sólo los comportamientos más graves se tramitarán como delitos, por ejemplo, los incumplimientos graves de las obligaciones familiares – a través del artículo 226 y ss. Código Penal – los incumplimientos graves/reiterados de Convenios o de Sentencias – tomando como referencia el artículo 556 Código Penal sobre delito de desobediencia – o los supuestos graves de abandono de menores – entendidos como un delito de omisión del deber de socorro del artículo 195 Código Penal -); otras se derivarán  a la vía administrativa (sobre todo, los comportamientos incluídos hasta ahora en las faltas contra el órden público) y otras, pasarán a ser delitos leves.

¿Qué comportamientos pasan a denominarse Delitos leves?

Entre otros, serán los siguientes:

  • Falta de respeto y consideración a la autoridad en el ejercicio de sus funciones.
  • Maltrato y abandono de animales.
  • Hurto y Daños inferiores a 400€.
  • Delito de lesiones de escasa gravedad o maltrato de obra (salvo en los supuestos de violencia de género* del artículo 153 CP). Artículos 147. 2 y 3 CP.
  • Amenazas leves (salvo en los supuestos de violencia de género*).Artículo 171.7 CP.
  • Coacciones leves (salvo respecto de los supuestos de violencia de género*). Artículo 172.3 CP.
  • Las injurias o vejaciones leves (salvo supuestos de violencia de género*), quedarán despenalizadas, pudiendo ejercitarse acciones por la vía civil (responsabilidad civil). Artículo 173.4 CP.

* Los supuestos de violencia de género, al tratarse de delitos menos graves o graves (no de delitos leves), se tramitarán según el procedimiento de Diligencias Urgentes o de Diligencias Previas.

* Los supuestos de violencia doméstica que, por extensión de la pena prevista, puedan considerarse delitos leves o delitos menos graves (por ejemplo, por contemplar una pena de prisión de más de tres meses, pero también la opción de trabajos en beneficio de la comunidad de hasta 30 días), serán considerados delitos leves y se tramitarán como juicios por delitos leves.

¿Cómo se tramitarán dichos Delitos leves?

Tal y como se establece en la Disposición Adicional Segunda del texto de Reforma, la instrucción y el enjuiciamiento de los nuevos delitos leves se sustanciará siguiendo la regulación de los Juicios de Faltas (artículos 962 a 977 Ley Enjuiciamiento Criminal) y resultarán competentes para ello los Juzgados de Instrucción y los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

¿Qué pasa con los Juicios de Faltas en tramitación?

Con respecto a los Juicios de Faltas iniciados antes de que entre en vigor esta Reforma, si se trata de comportamientos que pasarían a estar tipificados como delitos leves, continuarán tramitándose conforme a la misma normativa (es decir, la actual de las faltas) y si se trata de conductas que van quedar despenalizadas, la Sentencia solo podrá hacer referencia a las responsabilidades civiles (si es que se ejercitan) y a las costas.

¿Cuál es la diferencia fundamental entre una Falta y un Delito leve?

En nuestra opinión, una de las diferencias fundamentales es que, hasta el momento, las sentencias condenatorias derivadas de Juicios de Faltas no generaban antecedentes penales y, en cambio, a partir del día 1 de julio de 2015, las condenas derivadas de procesos en los que se enjuicien Delitos leves, SÍ pasarán a formar parte del Registro de antecedentes penales a pesar de tratarse, en muchos supuestos, de comportamientos de “limitada” importancia.

No obstante, tales antecedentes no podrán ser computados a los efectos de reincidencia (nuevo artículo 22.8 CP).

Por último, también queremos plantear una duda jurídica respecto de esta modificación: ¿Resulta constitucional que un juzgado de instrucción se encargue de la instrucción y del enjuiciamiento de estos delitos leves?

Cuando hablábamos de faltas podía tener cierto sentido (al tratarse de procesos sin instrucción y bastante sencillos) pero, ¿y ahora? … ¿No se vulnera con esta regulación el principio de separación y de “no contaminación” del órgano enjuiciador?

Para más información, no dudéis en consultar con los abogados EXPERTOS en Derecho Penal de nuestro Despacho de Abogados de Bilbao.

Iuris Bilbao Abogados