¿CUÁNTO TARDA UN DIVORCIO?

Publicado: 11/08/2019

¿Tarda mucho en tramitarse un Divorcio?
¿Cuánto puede tardar en tramitarse un divorcio?

¿Por qué se plantea esta pregunta?

Para muchos clientes, la respuesta a esta pregunta resulta ser esencial a la hora de plantearse iniciar un procedimiento de separación o divorcio.

Y ello, porque, cuando una persona llega a tomar la difícil decisión de romper su pareja o matrimonio, saber cuánto va a durar en tramitarse y en concluir ese «trance», es muy importante; sobre todo, para concienciarse del periodo de tiempo durante el cuál su vida de va a poner en «pause».

¿Plazos aproximados?

La verdad es que, aunque suenen a tópicos, cada ruptura es un mundo, no hay dos divorcios iguales y, además, en muchas ocasiones, nuestras previsiones profesionales fallan y, lo que a todas luces se consideraba un tema «sencillo», acaba convirtiéndose en un procedimiento sin fin.

Lo único cierto es que, los divorcios o separaciones que se tramitan de mutuo acuerdo, con dos cónyuges que, antes de contactar con un abogado, ya han hablado sobre cómo quieren regular su ruptura; suelen ser procedimientos ágiles.

Dado que, si bien es necesario «dar forma» a las ideas con las que llegan, las partes tienen los puntos de partida claros (cómo se va a regular la custodia, qué va a pasar con la vivienda familiar, si quieren repartir los bienes que integran su Sociedad Ganancial,…) y, por lo tanto, por mucho que se tarde en la redacción del Convenio Regulador (a través de un único letrado o teniendo que coordinar la cuestión con otro compañero), el trámite posterior de redacción de la Demanda de Mutuo Acuerdo y de la ratificación judicial, al menos en nuestros partidos judiciales, suele ser muy rápido; pudiendo concluir el proceso en apenas unas semanas.

El problema surge, siempre, en los divorcios contenciosos …

Sí, así de claro. Estos son el tipo de procedimientos que se alargan e incluso, se eternizan.

El problema comienza cuando se inicia la fase de negociación entre los letrados de las partes y, una de ellas, en lugar de establecer «líneas rojas», se dedica a ir y venir con propuestas y contra-propuestas. Es decir, que en lugar de dejar claro si va a resultar factible el acuerdo, pretende sacar rédito del paso del tiempo.

Frente a ese tipo de estrategias, lo más práctico, puede ser dar por concluidas las «negociaciones» y, puesto que va a resultar casi imposible llegar a un consenso, someter las cuestiones controvertidas a la decisión judicial. De este modo, las partes no estarán perdiendo el tiempo, haciéndose falsas esperanzas sobre que, la adversa, va a «sucumbir» a sus pretensiones.

Además, en muchas ocasiones, el verse a las puertas de un proceso judicial, anima a los interesados a replantearse sus posiciones de partida e, incluso, a someterse a los órganos de mediación intrajudicial.

Es decir, un divorcio contencioso puede durar meses e, incluso años. Por ello, si el acuerdo se presenta prácticamente imposible, lo mejor es comenzar cuanto antes.

https://www.linkedin.com/company/9441425/admin/

En nuestro Despacho de Bilbao, nuestros abogados son especialistas en la tramitación de procesos de ruptura (divorcios, separaciones y rupturas de uniones more uxorio).

Tenemos amplia experiencia en la llevanza de reclamaciones sobre custodia compartida y pensiones de alimentos; y estamos en el centro de Bilbao.

Vota aquí para valorar este contenido:

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
10 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…